El Programa de Atención Psicosocial tiene como objetivo principal mejorar la calidad de vida del colectivo infanto-juvenil, así como el de sus familiares, y favorecer la inclusión social a través de un serie de propuestas elaboradas por un equipo formado por una psicóloga, una pedagoga y dos trabajadoras sociales.

 

Las actividades se desarrollarán a lo largo de tres sesiones semanales de 1 hora y media cada una, dos de ellas dirigidas a los menores y una dirigida a los familiares.

 

Se trabajarán aspectos relacionados con las actividades de la vida diaria, habilidades sociales, autoestima y autoconocimiento, motivación y comunicación, y se abordarán estrategias de prevención y acción en acoso escolar o bullying, adicciones y violencia de género.

 

Se ofrecerá apoyo escolar, reforzando el proceso de aprendizaje, hábitos de estudio y habilidades cognitivas con la intención de prevenir el fracaso escolar y favorecer el desarrollo integral del menor.